Sobre mi

¿Quieres conocerme un poco más?

Me llamo Ana, y estoy encantada de que hayas llegado hasta aquí.
Te cuento…

Nací un 30 de noviembre en el año 1984. 22 días antes de salir de cuentas dice mi Madre. En un parto inducido sin motivo y muy veloz. Quizás sea por eso que soy un culo inquieto o quizás no. Quien sabe…

Amo la naturaleza en todo su ser.
En los bosques me siento en casa.
Aprendo de sus ciclos.
Los hago míos. Nuestros.

Desde bien pequeña me encantaba escuchar a mujeres embarazadas hablar sobre cómo sentían a su bebé y contar su historia de parto. Ahora sigo haciéndolo.

A medida que crecía empecé a darme cuenta de que me fascinaba la trasformación que ocurría ahí dentro.

En el cuerpo materno.

La magia de que entre dos células puedan crear un ser humano.

Un ser perfecto.

Hoy en día aunque conozca mucho acerca de la fisiología del embarazo, os digo que me sigue pareciendo mágico.

Una de mis grandes pasiones es bailar.

Más que una pasión es mi medicina. Recurro a la música y al baile muy a menudo.

Es una manera de conectar conmigo, de encontrarme cuando estoy perdida, de expresar lo que estoy sintiendo, de sentirme a gusto en mi cuerpo, de cuidarme y de amarme.

Buscadora innata.

Podría decir que, si viviera en otro tiempo, sería una de esas mujeres aventureras que viajaban en expediciones de años enteros a lugares aun no descubiertos.

Cuerpo

Estudiosa de este gran templo que es nuestro CUERPO.
También desde bien pequeña mi cuerpo empezó a hablarme a gritos. Grandes dolores: de cuello y espalda, muelas… Cuando empecé a menstruar también eran procesos de dolor agudo. Mi cuerpo diciendo: Ana. ¡Estoy aquí!

Así que no me quedó otra que escucharle.
Con 22 años me harté de los gritos y empecé a buscar los susurros.
Que ocurren mucho antes de sea necesario el grito.

Fue así como llegue aquí. Naturopatía, Quiromasaje, Yoga, Diafreoterapia, Eutonia, Estiramientos de cadenas musculares, Somatic experience, danza vivencial, práctica de 5 Ritmos…Todo lo que iba encontrado, lo estudiaba y lo pasaba por mi cuerpo. Sintiendo y recolectando todo aquello que me hacía bien para llegar ese lugar que esta buscando.
Ese lugar era el encuentro conmigo.

Habiendo hecho gran parte de este caminito me forme como terapeuta corporal y Terapia Craneosacral Biodinámica (poner este link Craneosacral, .) Desde mi deseo de poder compartir todo esto con el mundo. Con las personas. Contigo.

Maternidad

Elegí ser madre. Cumplí los 26 años embarazada de mi primer hijo.

Parí a Mauro en casa, acompañada por mi pareja. Una matrona a la que quiero un montón y mi doula. La experiencia fue bellisima y me sentí muy afortunada.

Conecte con la certeza de que todas las mujeres merecemos parir y maternar como deseamos. Cuidadas, sostenidas e informadas.

Mauro abrió en mi un nuevo canal de expresión y dedicación. Puramente trasformador. Gracias Maestro.

Uma llegó cuatro años después en un parto veloz, en el calor de mi hogar.

Ella es una de mis fuentes de inspiración. Potenciadora de mi impulso para crear un mundo mas bello y mas justo con todas nosotras.

maternidad

Sin duda son mi mejor escuela. Son mi práctica, mi master universitario. Mi AMOR con mayúsculas. Mis quebraderos de cabeza y mi mayor dedicación.

Gracias a ellxs puedo acompañaros desde donde lo hago.

En otras escuelas me formé como:

y un largo etc… Me harté un poco de los títulos y empecé a confiar en mi sabiduría interna. Si quieres saber las escuelas en las que estudié escríbeme y te cuento.

Espacio Kaurí

Surge de mi pasión por el desarrollo humano. Un espacio en el que volcar mis grandes inquietudes personales. Una sinergia de todo esto que os he contado anteriormente puesta a tu disposición para que puedas crecer por dentro.

Kaurí (Cowrie) es el nombre de la concha en forma de vulva apreciada como talismán en muchas zonas del mundo. Es considerada emblema del órgano reproductor femenino y de sus propiedades generadoras. La vulva en el océano.

Colaboro: