#MaternidadesReales

Buenas tardes mujeres.

aquí me hallo, escribiendo.

Está claro que la maternidad es muy bonita, ¿verdad? Preciosa. Ya se encarga el mundo de contárnoslo así. La televisión, las revistas, las redes sociales, sí, también, la vecina, tu colega y hasta nostras mismas. Yeah!

Y son pocas las imágenes, pocos los mensajes que nos llegan de momentos chungos, oscuros, momentos de hartura infinita, de cansancio agotador, de “no puedo más” los que recibimos o escuchamos. 

Puede que  haya alguna colega-madre que nos habla de lo duro que va a ser, o lo cansado o lo que nos va a cambiar la vida, incluso nuestras madres nos lo dicen… Pero a mi me da la impresión de que toda la otra visión es tan potente ( La de la madre perfecta, guapísima, estupenda, la que no grita ni se despeina porque duerme de puta madre, esa.)la vemos tanto, es tan guay querer contarse así el cuento que los mensajitos que nos llegan de la parte “oscura” pasan desapercibidos.

Y luego, cuando somos madres, madres recién paridas, en un cuerpo que no reconocemos, cuando llevamos durmiendo mal 6 meses o dos años, cuando hay que volver al curro porque lo necesitas pero tu quieres estar con tu bebé. Cuando tus hijxs te demandan en cuerpo y alma porque están enfermos, pochitos, con fiebre. O cuando te duelen las tetas de todo lo que maman o porque no se engancha bien.. Cuando menstruas y te encantaría estar tirada en la cama pero te toca salir a pasear y saltar toda la tarde… Cuando no hay nadie a tu lado para poner el hombro y llorar un rato… Cuando no tienes un hueco para ducharte, bailar o mirarte…

Es entonces, en uno de esos momentos, en los que nos acordamos de aquello que alguien nos dijo…o no nos acordamos pero nos gustaría haberlo sabido, o nos sentaría bien que otra madre estuviera a nuestro lado, nos dijera a mi también me pasa. Yo también me siento sola. Yo también estoy aquí, como tu, pasando por esto!

Por eso madres! tenemos que juntarnos, tenemos que hablar de lo que nos pasa y lo que no nos pasa, tenemos que hacer grupo, y a mi me surge que a demás de mostrar la cara bonita de la maternidad molaría mostrar la otra cara, esa en la que estamos despeinadas y hasta el coño… a mi me sale que si la mostráramos más, estuviera más en la luz que en la sombra, fuera compartida, sería menos arduo recorrerla….

Por eso os invito a lanzar lo que sintáis con el hastag #maternidadesReales 

Aquí va lo que yo siento!

Esta soy yo. Con mis dos polluelos, Uno con fiebre, otra con mocos, yo menstruando y con anginas. Uno pidiéndome contacto otra pidiéndome teta. Dos noches sin dormir casi nada. Cuerpo escombro.

Os abrazo de corazón a corazón madres del mundo.

Te vienes?

#MaternidadesReales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies