¿QUÉ es la ECSTATIC DANCE?

 

La primera vez que escuché hablar de la Ecstatic dance fue hace un año o dos a mi amiga Olga. Venía encantada de una sesión y recuerdo perfectamente lo que me dijo:

Es la leche. Un lugar abierto, preparado, sin Juicio, para Bailar y Bailar hasta que tu  cuerpo quiera. Un chico pone musicote y tu puedes bailar como te de la gana. –

¡¡Guuuaaauu!! Justo era lo que andaba buscando. Bailar y bailar. Poder expresar con mi cuerpo lo que necesitase sin miedo a molestar, a seducir, a que se te acerquen unos babosos, o a que la peña se te quede mirando. Sucede que cuando bailas desde el Alma y tu cuerpo lo expresa, a la gente que hay alrededor le ocurren cosas igual que a tí.

Así que le pregunté dónde era y quién facilitaba este espacio que sonaba tan rico.  Me dijo un lugar y un nombre: David Cobo. Toma ya! Le conocía, fuimos compañeros en un curso de Terapia Regresiva. Coincidades o Casualidencias. No lo sé.

El caso es que allí me fui dispuesta a darlo todo. Más que a darlo todo, a DARME-lo Todo. Me lo tomé como un Regalo para mi.

Y así fue. Bailé,  bailé y baile. Atravesé las fronteras de mi mente que, al principio, aparecía frecuentemente diciendome cosas como:

¿Pero que haces aquí? – Para ya, no ves que no estas entrando en ningun estado diferente – estas cansada- ¿este tio por qué pone esta musica? Lo que tienes que hacer es dejarte llevar- ¿y si paras de moverte, qué pasa? Mira ese de allí parece que ha entrado….

Y así, me hablaba y hablaba hasta que mi cuerpo empezo a cobrar presencia y el ruido de la mente, su voz incansable se disipó. Y ya no importaba NADA. Solo estaba. Era mi cuerpo, el ritmo o el canto que sonaba. Presencia. Presente.  Y  viví el Gozo, o quizás ese EXTASIS que da nombre a esta propuesta, a esta Danza… Yo en mi cuerpo.

Así que después de esto pensé que molaría que David subiera a la Sierra y las gentes queridas de por aquí pudierais experimentarlo…

Y he aquí la propuesta. David aceptó encantado a subir y el día 20 de Febrero en la Nave Indeleble tenemos una cita a la que estais TODXS Invitadxs.

Os dejo unas pautas que da David antes de una sesión.

  • Calienta el cuerpo, más no como protocolo , ¡¡¡ Yá estas en la experiencia !!!, siente tus tensiones, tu fuerza, tu “cuerpiritu”…
  • Respira, ya que a mayor consciencia y profundidad en la respiración, mayor “viaje a lo Absoluto”.
  • No luches contra el discurso mental, al contrario, ponlo a bailar reposando tu atención en el cuerpo, en el impacto físico que te ofrece la música. No te comentes lo que te pasa ni a ti ni a nadie, solo baila.
  • Muévete y baila para llegar al éxtasis sin entretenerte en puertas por más dulces que sean. Atrévete a traspasar el pasarlo bien, el aburrimiento, la inercia,¡¡ Vuela. !!
  • Abandona todo ideal de querer llegar al éxtasis. La verdadera “danza extática ” surge del arrebatamiento brutal que supone encontrarse cara a cara con un@ mism@ y saberse infinito.
  • Observa a cada instante lo que ocurre.

Si te apuntas a este viaje, reservate esta fecha: 20 de Febrero de 17:00 a 22:00hs

VIAJE SENSORIAL (que guiaré yo) + PULSO ECSTATIC DANCE (con David Cobo)

Con meriendita incluida. En la Nave Indeleble. Bustarviejo. Madrid

Precio: 30 €  Descuento ANTES DEL15 DE FEB. Si vienes con otra persona sale a  25 € cada unx.

Reserva tu plaza en : espaciokauri@gmail.com / 616 78 94 28

 

El origen del nombre de Kaurí


Quiero inaugurar estas publicaciones hablando sobre el nombre de Kaurí. Cuando lo encontramos nos encantó su sonoridad. Nos parecía un nombre con fuerza y simpatía. Conociamos las conchitas con forma de vulva que llevan este nombre y, al investigar su significado, nos dimos cuenta de que casi resumia nuestro proyecto.

Buscando y buscando, encontramos el libro «Diosas para cada día: La sabiduría de lo divino femenino» de Julie Loar. En el que nos contaba la historia de KAURÍ.

«Es una diosa prevédica de la India, dispensadora de Karuna, que en el Tantra incluye el amor en todas sus formas. El Tantra es un sistema de creencias asiático en el que se venera a la diosa Shakti. En ese sistema se contempla el universo como manifestación  del juego de amor de Shakti y Shiva.

El amor de Kaurí lo acompaña todo, desde el afecto físico y la sexualidad hasta el amor incondicional de la madre hacia su criatura. Las investigaciones biológicas han demostrado lo vital que es el afecto de la madre hacia su hijo o hija. Se concebía a Kaurí como el aspecto virginal y el poder potencial de Shakti, que empoderaba a los dioses.

Kaurí suena igual que cowrie, el nombre de la concha en forma de vulva que es tan apreciada como talismán. Esta concha se considera emblema del órgano reproductor femenino y de sus propiedades generadoras»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies